EL DESARROLLO DE LOS CAMIONES Y LOS REMOLQUES

En 1881 se produjo una gran innovación con el invento del semirremolque, el cual estaba remolcado por un tractor a vapor De Dion-Bouton. Sin embargo, el primer semirremolque real tal y como lo conocemos hoy en día fue diseñado en 1914 por August Fruehauf. Su primer remolque estaba unido a un camión Ford y su idea se hizo muy popular debido a su eficacia en el transporte de mercancías en los Estados Unidos. En 1918, se fundó la empresa Fruehauf y aún sigue fabricando remolques y semirremolques.

EL PADRE DEL CAMIÓN MODERNO
De vuelta a las raíces, el padre del camión moderno es Gottlieb Daimler, quien construyó su primer camión en 1896, del que se cumplen 125 años, usando el motor de combustión interna de Karl Benz desarrollado un año antes. Antes del camión de Daimler, Benz también creó su versión de un camión y, ese mismo año, Netphener creó el primer autobús con el chasis del mismo vehículo. Un año después, Daimler presentó el camión y Bussing, Renault y Peugeot crearon sus propios modelos. Mientras tanto, algunos fabricantes estadounidenses también empezaron a trabajar en sus modelos de camión, y Autocar mostró el primero en 1899, impulsado por un motor de 8 caballos.

En 1899, Alexander Winton construye un semirremolque en su propia empresa, la Winton Motor Carriage Company, que necesitaba para transportar coches de carretera por el país. Un año más tarde, se fundó Mack en Brooklyn y fue el primer fabricante de camiones en usar un motor de arranque. Los camiones Mack demostraron estar entre los más resistentes en la carretera en cuestión de tan sólo dos décadas.

EL CRECIMIENTO DEL MERCADO
El número de camiones fabricados empezó a aumentar y, en 1904, se construyeron más de 700 unidades en Estados Unidos. El numero creció hasta 6.000 en 1910 y hasta la friolera de 25.000 sólo cuatro años más tarde. Uno de los primeros fabricantes de camiones de Estados Unidos fue Chevrolet, quien ofreció su primera camioneta pickup en 1918 y siguió vendiéndola con una configuración de sólo cabina y chasis hasta 1931. Los compradores tenían que decidir qué parte trasera poner en sus camionetas.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, los avances tecnológicos introducidos fueron notables: los motores de arranque eléctricos, los neumáticos, los motores de 8 cilindros, las cabinas cómodas y los faros eléctricos se convirtieron en características estándar. Las máquinas de vapor quedaron obsoletas en la mayor parte de Europa y Estados Unidos alrededor de la Segunda Guerra Mundial, pero siguieron usándose en Gran Bretaña hasta mediados de los años 30 cuando fueron sustituidas por los motores diesel.

Renault y Ford entraron en el mercado de los camiones a mediados de los años 20. Ford ofreció una opción de plataforma para el camión Modelo T y más tarde para la versión Modelo A lanzada en 1928, la cual tenía ventanas enrollables y una cabina segura de acero. Unos años más tarde, un hombre llamado Fred Jones inventó el primer remolque refrigerado, ya que el hielo y la sal se estaban quedando obsoletos como métodos de transportar la carne y otros productos que debían mantenerse refrigerados. Su diseño inicial usaba un motor de cuatro cilindros, un compresor y un termostato, y lo siguió desarrollando colocando el motor en la parte frontal del remolque. Su jefe, Joe Numero, fundó al poco tiempo la United States Thermo-Control Company y crearon la marca Thermo King.

En 1939, se fundó Peterbilt, fabricando los primeros camiones madereros de alta resistencia con un diseño que aún se usa hoy en día. Ahí es cuando se popularizaron los semirremolques debido a su eficacia en el transporte de troncos.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *