Movilidad sustentable: la oportunidad presente para el futuro.

El transporte de cargas está haciendo su aporte para utilizar recursos eficientemente y reducir la huella de carbono. Recorremos la estrategia de las empresas del sector que promueven la utilización de tecnologías limpias.

El desarrollo sustentable, como es sabido, hace referencia a la capacidad que haya desarrollado el sistema humano para satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer los recursos y oportunidades para el crecimiento y desarrollo de las generaciones futuras. En investigaciones de relevancia mundial, se ha llegado al acuerdo en que cerca de un cuarto de las emisiones de Co2 a nivel mundial corresponden al transporte. Dato que ofrece el valor promedio, dado que en algunos países el total resulta muy superior (Francia, cerca del 40%, España 35%, etc. según informa el banco mundial). En nuestro país, ronda el 24%.

Como ejes centrales, pensando en generaciones futuras, bajo el lema de la sustentabilidad se persiguen los siguientes objetivos: 

  • Encontrar la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental;
  • Utilizar los recursos eficientemente;
  • Promover el máximo reciclaje y reutilización;
  • La implantación de tecnologías limpias;
  • Restaurar los ecosistemas dañados;
  • Incentivar la autosuficiencia y
  • Reconocer la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.

A lo largo de esta nota, que se nutre de la actividad real y concreta de empresas del sector, podremos hacer un recorrido descubriendo acciones puntuales que abordan cada punto mencionado. Bajo la misma preocupación, la estrategia es clara: ofrecer una oportunidad para las generaciones del futuro.

En un evento que involucró a agentes del sector privado y del público, Scania realizó el segundo Foro de Transporte Sustentable, en el cual se trataron tres ejes principales: en primer instancia la eficiencia energética (se refiere a ofrecer la tecnología más eficiente para cada producto, combustibles alternativos y electrificación (son soluciones que se pueden aplicar por separado o combinadas) y Transporte inteligente y seguro (la conectividad como habilitador clave de flujos logísticos más eficientes, la digitalización y la automatización, asistencia al conductor). Oscar Jaern, CEO de Scania Argentina, manifestó que  “somos parte del problema, pero también de la solución”, y el recorrido de todo lo conversado apuntó hacia ese fin. 

El recorrido de los siete puntos mencionados anteriormente se realizó de principio a fin:  el foro estuvo dividido en cuatro paneles, cada uno tocando una temática especial y sensible del momento.

De cara al futuro, los expertos coincidieron en que la necesidad radica en profundizar políticas públicas que incluyan cada vez más el compromiso para la sostenibilidad ambiental y reforzar el rol de las empresas, con el objetivo de ir hacia una descarbonización en temas de transporte público y privado, en especial en las grandes ciudades.

En empresas distintas, pero persiguiendo el mismo sueño, ocurrió un lanzamiento disruptivo en el mercado de nuestro país. Se trata de la presentación del Bus Eléctrico AGRALE MT17.0 LEe, primer bus eléctrico fabricado en la Argentina. La terminal automotriz binacional (argentino-brasileña), se ubicó a la vanguardia en la aplicación de nuevas tecnologías amigables con el medioambiente y se alinea a la tendencia de generar empresas, procesos productivos y productos sustentables, que aporten una reducción de la huella de carbono. Al mismo tiempo que se presentó el bus eléctrico , se acompaña a otra unidad impulsada a GNC, también desarrollada en el país por la firma.

Si de transporte sustentable se trata, Agrale y Scania no se encuentran solas. Se ha anunciado que durante el 2023 llegará la versión 100% eléctrica de la Ford Transit. Hablamos de la E-Transit, que oficiará como una opción cero-emisiones para atender las necesidades de sus operaciones y negocios. Ford implementará en Argentina, de cara a fin de año, un programa piloto con diferentes socios estratégicos que buscará experimentar los beneficios de los vehículos comerciales eléctricos y ayudar a perfeccionar la experiencia de los clientes comerciales preparando su lanzamiento al mercado el próximo año.

A su vez, Volkswagen Camiones y Buses, presentó el e-Delivery, un camión 100% eléctrico de la firma. Un modelo premiado por UOL Carros en la categoría Tecnología en 2021 y que alcanzó el Top of Mind Transport Award 2022 en la categoría Innovación Tecnológica que posee una versión ligera con un motor que entrega 300kW, con sus 11 toneladas 4×2, ofrece una autonomía estimada en 250km. El modelo se sitúa como propicio para el transporte de cargas a nivel urbano, teniendo una capacidad máxima de carga de 6.320kg., sumada a la carrocería.

Si bien la electrificación forma parte del presente y del futuro, hay quienes afirman que la implementación de gas es una impronta que en lo inmediato genera un aporte al medio ambiente y que cuenta con una infraestructura a la altura de la demanda. Alimentándose sobre esta idea, IVECO Argentina presentó el primer BUS a GNC de industria nacional, incorporándose a la actual familia “Natural Power” de la firma. En la misma línea, ganó el premio «Sustainable Bus of the Year», en la categoría interurbana, por su autobús Crossway Low Entry HYBRID propulsado a gas natural, compatible con el biometano en la Sby (Sustainable Bus Award, Intercity 2023).“Para cuidar el medioambiente no hay que resignar potencia ni rentabilidad sino que la tecnología que utilizamos nos permite tener los mismos rendimientos que un diésel, bajando el costo operativo y, por lo tanto, ofreciendo una mayor rentabilidad para los transportistas”, afirma Francisco Spasaro, director comercial. 

IVECO reafirmó su compromiso con la movilidad sustentable, pero no sólo a través de sus productos, sino también de su fábrica. Dentro de las instalaciones de su fábrica ubicada en Córdoba, funciona su nueva Isla Ecológica, proyecto que incluye diferentes actividades y espacios destinados a la preservación del medio ambiente. Desarrollaron un vivero que produce diversas especies de árboles y plantas nativas para reforestación, una compostera para residuos orgánicos propios y la implementación de diversos proyectos de economía circular que se llevan a cabo en su carpintería interna. Patacletas, ukeleles y juguetes de cartón reciclado, entre otras cosas, son creadas a partir de materiales reciclados. La premisa general: “las 5R”: Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar. Acompasado, suena al mismo ritmo el Plan de lucha contra el fuego, impulsado por la firma.

Una fábrica que se destaca por su postura tendiente a la sustentabilidad y al espacio verde es Sola y Brusa. Alcanza con llegar: un gran boulevard arbolado refresca, acompaña y divide la fábrica en dos (un gran pulmón entre fábricas). Es difícil distinguir a primera vista si los pasos nos guiarán hacia un potente polo industrial, una empresa tecnológica o hacia una academia donde se piensa el futuro. Tal vez se respire en ese espacio verde un poco de cada ámbito, tecnología, industria de avanzada y visión.

A su vez, un ejemplo de cómo se pueden modificar los procesos internos para utilizar los recursos eficientemente, promover el máximo reciclaje y reutilización e incentivar la autosuficiencia es REMAN, de Mercedes-Benz Camiones y Buses. REMAN, es un servicio que ofrece la marca, siendo la primera automotriz de Argentina en remanufacturar piezas. ¿Cómo funciona? Reciben productos por parte de sus clientes, los remanufacturan y vuelven a comercializarlos como piezas genuinas de la marca.  Esto genera una disminución de costos, una reducción en tiempo de reparación y contribución al cuidado del medio ambiente, ya que, a través de este servicio, promueve la economía circular. 

Actualmente, la remanufactura de piezas se suma a los distintos ejes de la compañía creados para el cuidado del medio ambiente: Fleetboard, la campaña de concientización “Somos parte del cambio”, Truck Training y Green production. Al mismo tiempo, Mercedes-Benz Argentina, en su 71 aniversario de presencia ininterrumpida en el país, está alcanzado la meta de ser CO2 neutral, acompañando la estrategia global Ambition 2039 de Mercedes-Benz Group, utilizando el 100% de la energía eléctrica procedente de fuentes renovables (energía solar, eólica e hidroeléctrica). Sin ser un punto de llegada, la carrera continua: buscan que las nuevas plataformas desarrolladas a partir de 2025 sean exclusivamente de vehículos eléctricos y esperan que para 2030, el 50% de las ventas correspondan a vehículos eléctricos o híbridos.

Donde cada uno tiene una responsabilidad, todos son parte. En lo poco y en lo mucho, se puede generar la transformación. Incorporar un elemento ecológico en la producción ya es trabajar para el futuro y quien levanta la bandera es Goodyear, que incorporó el primer neumático producido en América Latina que utiliza aceite de soja en su composición y que, sin perder el tiempo, plantó 5.000 árboles nativos del Bosque Andino Patagónico, en el Parque provincial El Turbio, que se encuentra en la localidad de Lago Puelo en Chubut, y ocupa 16 hectáreas. 

Como se mencionó al comienzo de esta nota, los profesionales coinciden en que la necesidad radica en profundizar políticas públicas que incluyan cada vez más el compromiso para la sostenibilidad ambiental y reforzar el rol de las empresas. Es por ello que el Ministerio de Transporte reconoció que la emisión y acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera están cambiando el clima a nivel mundial y con ello afectando irremediablemente al ambiente, el bienestar y la salud de las personas, todo lo cual justifica que se piensen y ejecuten políticas públicas que minimicen sus consecuencias perjudiciales.

Acorde a lo mencionado, evidenció que el sector del transporte es uno de los principales generadores de emisiones de gases de efectos invernadero en el mundo por lo que es necesario elaborar planes que tiendan a reducir dichas emisiones, siendo la migración del sector hacia la implementación de nuevos combustibles y tecnologías una de las herramientas susceptibles de colaborar en el logro de dicho objetivo. 

Los cambios tecnológicos no pueden encararse desde un enfoque aislado sino que debe partirse de una política pública holística e integral que requiere del compromiso y trabajo arduo de todos los sectores involucrados, a efectos de incorporar a la matriz energética sectorial el uso de nuevos combustibles y tecnologías que signifiquen una real “descarbonización”. Como resultante de la investigación y de dicha reflexión, ha aprobado recientemente el Plan Nacional de Transporte Sostenible, cuyo objetivo es impulsar la transición y eficiencia energética en el transporte para alcanzar una movilidad sostenible, que aumente la capacidad de adaptación al cambio climático, incorporando criterios de sostenibilidad y resiliencia, acordes a las posibilidades energéticas que presenta cada zona de nuestro país. 

En esta línea, tanto sector público como privado miran hacia el mismo horizonte: Impulsar la sustitución de importaciones, el fortalecimiento de la industria nacional, ubicar al país como proveedor de combustibles alternativos y nuevas tecnologías, contribuir a la reducción de la contaminación y fomentar la creación de incentivos económicos adecuados para impulsar la transición hacia la movilidad de cero emisiones.

Desconocemos cuál será el mundo que habitaremos en 20 o 50 años. No tenemos certezas de cómo será, qué problemáticas y desafíos tendrá. Lo que podemos intuir es que el mundo que estamos construyendo en este momento goza de un enfoque correcto, sabiendo que todo recurso se puede agotar y que el bienestar del mañana, comienza ahora mismo.

Por Lic. Mg.
Agustin M. Grizzuti.
Gerente de comunicaciones
Revista EL REMOLQUE.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *